Consejos para tu Pyme en 3 áreas de negocio

Todo dueño de una pequeña o mediana empresa tiene que realizar día a día a una serie de actividades rutinarias, que involucran el que hacer de un negocio; esto implica desde sencillos movimientos como abrir el negocio o hacer el corte de caja, hasta algunos otros más complejos como realizar un inventario para verificar existencias y requerir nuevo producto a proveedores si fuera necesario.

Sin embargo, más allá de estas actitudes cotidianas, es un hecho que todo gerente, dueño o administrador de un pequeño negocio de alguna manera y otra se verá en la necesidad de resolver situaciones inesperadas que probarán su fortaleza, su capacidad de respuesta y sobre todo la practicado en la toma de decisiones para mantener la empresa en el camino del crecimiento.

Si bien, estas situaciones inesperadas usualmente no representan un gran cambio en el negocio, hay ciertas actividades en las que ciertamente vale la pena entender un poco más el contexto, y porqué no, pedir el consejo de algún profesional que pueda dar un asesoramiento adecuado, basado en hechos, y no solo en afirmaciones empíricas como usualmente se efectúa.

De acuerdo con un estudio de pequeños y medianos empresarios respaldados por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en el que se determinaban los 10 errores más comunes que pueden terminar con la vida de una PYME, uno de los más relevantes es la excesiva confianza que puede tener un empresario al llegar a “creerse todólogo” en lo que corresponde a su negocio. Aun qué este factor pudiera ser considerado positivo bajo la tesis de que le mexicano es creativo y productivo por cultura, cuando se compara con otros países e incluso regiones dentro del mismo territorio nacional, la evidencia arroja que no siempre es así, especialmente en lo que compete a ciertas áreas del negocio que son fundamentales para garantizar su crecimiento y perdurabilidad en el largo plazo.

Por ello, a través de estas líneas queremos compartir y analizar algunos consejos para tu pyme, particularmente 3 áreas de negocio en las que es mejor pedir el consejo de un profesional. Estas son:

Administración estratégica

Esta área es una de las más arraigadas en el día a día del negocio, sin embargo, por esa misma razón es usualmente confundida con las actividades diarias del negocio, tales como hacer cortes de caja, organizar al personal, abrir o cerrar el espacio físico, etc. La verdadera administración estratégica se refiere a la ejecución de una serie de actividades programadas o no, que persiguen un mismo fin de corto y largo plazo.

Para el caso de las PYMEs, la administración estratégica debe comprender un análisis integral de los recursos y capacidades actuales, en conjunto con las condiciones del entorno de la empresa (competidores, clientes potenciales, posición socio económica,  etc), con el fin de que toda y cada una de las actividades que se realicen diariamente, cumplan una función en el corto plazo, la cuál puede ser alcanzar cierto nivel de ventas o lograr un cierto nivel de reinversión; así como un objetivo mayor, que puede ser la apertura de nuevas sucursales, el incremento de una linea de negocio, la inclusión de un nuevo producto, etc.

Este tipo de ayuda profesional usualmente se puede encontrar en un egresado de una escuela de negocio, consultores privados o incluso dentro de asociaciones  o grupos empresariales.

Recursos Humanos y administración de personal

Si bien, una pequeña o mediana empresa usualmente tiene pocos empleados, todo dueño o administrador de una empresa de este nivel debe estar consciente de que eventualmente el crecimiento va a ser natural y por ende incrementar la fuerza laboral no será un lujo si no una necesidad.

Otra realidad ligada a este tema es que los empleados son por si solos la inversión más grande que realiza una empresa. No obstante, en muchas ocasiones esta inversión esta mal aprovechada o alineada con la productividad de la empresa, por lo que termina siendo una carga en lugar en lugar de un activo que genere resultados. Para muestra vale un botón, en la industria restaurantera aproximadamente el 60% de las quejas de mal servicio en un restaurant son a causa de un mal servicio de un empleado. Este porcentaje es absolutamente relevante pues afecta directamente los ingresos y resultados del negocio.

La forma de dar la vuelta a este tema, como administrador o dueño de un determinado negocio,  es implementar una serie de recomendaciones, acciones y estrategias que partan de fortalecer o en su defecto crear una verdadera cultura organizacional del negocio.

Para este tipo de temas, egresados de carreras de psicología, administración o contaduría, pueden ser los más indicados para dirigir estos esfuerzos, además, Universidades y/o investigadores pueden aportar una perspectiva más grande para ejercer un buen control organizacional desde los tiempos inaugurales de un negocio.

Contabilidad y finanzas

El tercer tema fundamental en el que usualmente fallan los dueños o administradores de pequeñas o medianas empresas es todo aquello relacionado con el control de los recursos financieros.

En este ámbito, errores como una falta de planeación de gastos, ausencia de controles de entradas y/o salidas, mala previsión financiera, mala contabilidad, mala administración de la caja chica, retiros de capitales, e incluso, adquisición de deuda sin prevención o justificación alguna, pueden tener consecuencias irreparables para un negocio como llegar a ser insolvente o lo que es similar, quebrar el negocio.

Para ventaja de las PYMEs hoy en día, este es uno de los temas que más ha sido estudiado, y por ende hay una gran variedad de expertos con distintos perfiles, los cuales pueden apoyar en el desarrollo, ejecución y medición de ciertas estrategias financieras que pueden asegurar la perdurabilidad del negocio.

Por el lado contable, es muy sencillo encontrar un contador que pueda realizar las actividades que marca la ley de hacienda, sin embargo es complicado encontrar uno que pueda ser un brazo extendido en lo que se refiere a llevar un correcto control financiero. Para ello es un buen consejo buscar en organizaciones de contadores, referencias personales e incluso en directorios impresos.

Además, con el avance tecnológico actual existen ya soluciones automáticas como Visoor, que no solo facilitan el cumplimiento de los requerimientos fiscales, también generan reportes automáticos sobre las finanzas del negocio, con los cuales tanto dueños o administradores de PYMEs como consultores financieros, pueden comprender de manera más fácil y sencilla la condición financiera del negocio. Previniendo de este modo fraudes o cualquier otro tipo de problema financiero.

¿Qué opinan al respecto? Por favor, no duden en escribirnos o contactarnos a contacto@visoor.mx para comentar más sobre esta lista, o agregar más comentarios sobre otras áreas de negocio.

Hasta la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visoor Herramientas Contables que Ahorran Tiempo
Comenzar